Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Queridos vecin@s.

Me gustaría, como final de campaña compartir estas reflexiones con vosotr@s:

Me siento orgulloso de no haber caído en la tentación de subirme el sueldo, y por lo tanto, de cobrar lo mismo que cobraría si estuviera en mi puesto de trabajo de profesor universitario.

Nos sentimos orgullosos de haber anulado la tarjeta de crédito de la Alcaldía.  

Nos sentimos orgullosos de haber cumplido cada día con la ley, siguiendo un orden riguroso y legal en la concesiones de planes de empleo y adjudicaciones, no cayendo en el enchufismo ni en el amiguismo y no favoreciendo a empresarios que expolien nuestros recursos y después tengamos que pagarlo entre tod@s.  Entendemos que en nuestro pueblo tod@s somos iguales. Nadie es más que nadie.

Nos sentimos orgullosos de haber impulsado el proyecto de Castellar Norte para poder hacer viviendas sociales (VPO).

Nos sentimos orgullosos de haber conseguido legalizar huertos, cuadras y perreras, porque los vecin@s no tienen por qué sufrir la incompetencia de sus gobernantes.

Nos sentimos orgullosos de haber puesto de moda Castellar, porque tenemos gente emprendedora, cultura y calidad de vida para ser la envidia de nuestro entorno.

Nos sentimos orgullosos de haber traído la transparencia a la gestión del dinero público porque es un derecho en democracia conocer a dónde va nuestro dinero.

Nos sentimos orgullosos de haber puesto a disposición de emprendedores los recursos municipales para generar empleo y de favorecer el crecimiento. De ahí nacen proyectos como Gastrocook, Origen, Aventurópolis, Zagaleta o Acuaponía.

Nos sentimos orgullosos de haber bajado impuestos y de crear las condiciones para poder seguir bajándolos en los próximos cuatro años.

Nos sentimos orgullos de haber conseguido acabar con gastos supérfluos y cambiar la iluminación pública a led para proporcionar ahorros del dinero público, del dinero de tod@s.

Nos sentimos orgullosos de haber conseguido dinamizar la participación ciudadana fomentando el asociacionismo. Que sea la ciudadanía quien decida qué actividades hacer en nuestro pueblo.

Me siento especialmente orgulloso de haber representado a este pueblo durante estos últimos ocho años, de tener la oportunidad de conocer a tanta buena gente de una manera tan cercana y de volver a presentarme para seguir trabajando por Castellar.

Por último, nos sentimos orgullosos de haber soñado un pueblo que cada día se va haciendo realidad, y eso, lo hemos hecho entre tod@s.

JUAN CASANOVA CORREA

CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE CASTELLAR DE LA FRONTERA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter